Desde su conceptualización en la Grecia clásica, los cuatro elementos de la naturaleza han constituido principios fundamentales del esoterismo y la filosofía occidentales.

Los Cuatro Elementos.Sin duda, todos conocemos la existencia de los cuatro elementos, a saber: Tierra, Aire, Fuego y Agua. En su expresión corriente, se corresponden a cuatro grandes manifestaciones que se encuentran en la naturaleza: la Tierra corresponde a la propia tierra y a todos los minerales que la componen; el Aire al elemento gaseoso que llena la atmósfera; el Agua se manifiesta en los arroyos, ríos, mares, océanos, etc.; el Fuego lo podemos ver en el Sol que nos ilumina y nos calienta, y también en los rayos que cruzan el cielo cuando hay tormentas o en las llamas que consumen las llanuras secas. De hecho, es la combinación armoniosa de estos cuatro elementos la que hace posible la vida en la Tierra.

La existencia de los cuatro elementos y el papel que desempeñan en la naturaleza, el universo e incluso en la creación en su conjunto, ha intrigado y fascinado a todos los pensadores y filósofos, especialmente a los de la antigua Grecia. Para Tales de Mileto, el agua era el más importante; paraAnaxímenes era el aire; para Empédocles el fuego … Sin embargo, todos aceptaban que estos cuatro elementos procedían de una misma esencia invisible e intangible, es decir, la “Quintaesencia”. De acuerdo con ellos, la Quintaesencia era una emanación de Dios, que equiparaban a la esencia primordial de la que había emanado toda la creación. Pitágoras designaba esa esencia primordial como la “Divina Tetraktys” y la representó por la suma de los cuatro primeros números (que no cifras): 1 + 2 + 3 + 4 = 10, siendo 10 la llamada “Década” por los pitagóricos.

Pero fue Aristóteles quien dio un mayor impulso al estudio de los cuatro elementos, y es a él a quien debemos la mayoría de las correspondencias que la Tradición suele establecer entre ellos. Así la Tierra corresponde al oeste, al otoño y es frío y seco. El Aire al este, la primavera, siendo caliente y húmedo. El Agua corresponde al norte, al invierno, que es frío y húmedo. Por fin el Fuego al sur, al verano, y es caliente y seco… Por otra parte, asoció cada elemento con uno de nuestros sentidos sensoriales y los puso en relación con los temperamentos que se expresan a través del ser humano: el tacto con la Tierra y el temperamento nervioso. El Aire con el oído, que corresponde al temperamento sanguíneo. El Agua con el gusto, temperamento linfático. El Fuego con la vista y el temperamento bilioso.

Mucho más tarde, en la Europa de la Edad Media, los alquimistas completaron estas correspondencias, pero sobre todo las aplicaron al Arte Real. Bajo su influencia, los cuatro elementos asociados con los tres principios alquímicos que todos conocemos, el azufre, la sal y el mercurio, se convirtieron en la base de ciertas operaciones subliminales cuyo objetivo era transmutar los metales viles, como el plomo o el estaño, en oro. También asociaban los elementos con cada una de las cuatro dimensiones del ser humano: la Tierra con el cuerpo físico, el aspecto mental con el Aire, el Agua al alma y el Fuego al espíritu. Desde su punto de vista el Fuego era el elemento más importante, pues sin él no hay combustión posible.

Por su parte, los Rosacruces tienen un enfoque dual de los cuatro elementos. A nivel material, ven en ellos más bien los “principios” básicos del mundo terrestre, utilizando la palabra “elementos” para referirse a los átomos, tal como es utilizado el término en la Tabla Periódica, que incluye todos los elementos que han sido identificados y clasificados hasta la fecha. Espiritualmente, los hacen corresponder a las cuatro grandes etapas de la Iniciación, que nos permite elevarnos de la condición de simple discípulo, a la de Maestro. Esta correspondencia iniciática se estudia en profundidad en las enseñanzas de la Orden Rosacruz AMORC, por lo que no me extenderé más sobre ello en el marco de este pequeño artículo.

No obstante, si alguien desea profundizar en estos conceptos, me atrevería a recomendarle un pequeño libro titulado “Su Salud según los cuatro Temperamentos” (en formato de papel y electrónico), escrito por Paul Dupont y enmarcado en la sección de medicina de la URCI (Universidad Rosa-Cruz Internacional), que aborda con claridad y rigor el estudio de los cuatro elementos, los temperamentos humanos y su influencia sobre la salud.

http://www.ordenrosacruz.es/filosofia-rosacruz/2015/los-cuatro-elem...

Visitas: 100

Miembros destacados por mayor número de comentarios

MARGARIDA MARIA MADRUGA

Laura

JOSÉ REÑÉ BLANCH

Eduardo Leira


carmina solá solé

ROSY arpaiz

Para buscar

ZONAS HORARIAS MUNDIALES.

Click abajo.

www.miniportale.com/miniportal/reloj/index.htm

FACEBOOK


PARA SEGUIRNOS en Facebook PULSA AquÍ

 

Translate!

 photo ZODIACMOVING1_zps652ce20d.gif

Tiempo de Magia


Si eres nuevo...

 

AYUDA MANEJARSE POR ESTA COMUNIDAD

Visitas

View My Stats
reloj para mi sitio html clock for websites contador de usuarios online
Medidor de visitantes

contador de visitas para blog

Esta Red se inició 06/01/2009

TRANSLATER

      Translate!

        Traductor Google de esta red


    Traductor Textos y direcciones web

http://translate.google.es/

TIERRA Y FASE LUNAR

Vídeos

  • Añade un vídeo
  • Ver todos

© 2017   Creado por Nieve.-.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

User-agent: Mediapartners-Google Disallow: